Flores, plantas y supersticiones Colombianas

Sobre las flores existen varias supersticiones que tienen muy en cuenta las gentes colombianas. Dice el agüero tradicional que cuando en una casa florece la planta llamada "novio", o las hortensias, las niñas de la casa no contraeran matrimonio. Las rosas son flores que estan relacionadas con el amor y la hermosura, pues eran las flores especiales de Venus. A Cupido, el dios del amor, siempre lo muestran coronado de rosas. Antiguamente las novias lucían con guirnaldas de rosas mezcladas con mirto. las rosas blancas significan virginidad, y existe la supersticion de que la persona que deja caer los pétalos de una rosa al suelo presagia su muerte.


El lirio es de mal agüero si se utiliza como flor ornamental dentro de las casas; sin embargo, en los jardines es la planta que opone una barrera contra los espiritus. En la edad media los Lirios eran utilizados contra las brujas y aparecian principalmente en la fiesta de San Juan. una supersticion muy antigua nos dice que en las tumbas donde nacen lirios blancos, si las personas que yacen en ellas han sido ejecutadas por crimenes, señalan que eran inocentes.

los llaneros creen que comer frutas en las horas de la noche hace mucho daño, y que para evitar el contagio d euna enfermedad es bueno llevar un limon en el bolsillo. La mata de sábila colgada en la margen derecha de la entrada de la habitacion rechaza cualquier mala influencia, las pencas son de buena aguero y dan ventura.

En Antioquia y el viejo Caldas se considera que en una casa donde siempre este florecido el mirto, el esposo será siempre fiel a su esposa, y se estima que la higuera no florece porque está maldita, pues le rompió el vestido a la virgen cuando paso por Belén. En la noche del Viernes Santo se cree que la higuera levanta de entre su follaje una flor blanca,nacarada, la cual es portadora de dicha y de fortuna; la persona que la vea,como premio podrá cortarla y pedirle lo que desea.

Bibliografía
Ocampo López Javier (2005). Supersticiones y agüeros colombianos. Bogotá: Nomos S.A. Pág 212-214
Fotografía Anastacia

No hay comentarios: