Flores de Opio en las Nubes (I)

 Fotografia de Max Gallinazo. Tomada de http://www.ambulanciaconwhisky.blogspot.com/

Pink Tomate
Me gusta el olor del Vodka con las flores (6)
El presente es ya, es un techo, una calle, una lata de cerveza vacía, es la lluvia que cae en la noche, es un avión que pasa y hace vibrar las flores que Amarilla ha puesto en el florero […] soy cosa seria, mierda,  el presente es un poco de whisky con flores(7)
Entramos a un bar y Amarilla pide una botella de vodka y le regala una camisa de flores al hombre del bar (16)
Amarilla y Sven van a comprar flores para Job (9)
Subimos a la azotea. La noche. La lluvia. El calor. Amarilla esparce las flores sobre la noche oscura. Las flores caen y se infiltran en el olor de la oscuridad. Lentamente. Flores blancas sobre la espuma de la noche. La noche. Las flores caen en la calle. Una. Dos. Tres. Cien flores en la calle, en la humedad del reflejo de las nubes en la lluvia. Flores. Flores en el centro del resplandor apagado del día. Flores en el centro de las babas de Amarilla. […] La ciudad entera está muerta trip trip trip. Flores. Flores. Lluvia. (11)

Una ambulancia con whiskey
Creo que en la ambulancia me enamoré de la enfermera. Era una enfermera, como la de las películas, un poco con los ojos claros, con las manos finas y poseía ese olor a sangre con perfume de rosas, ese perfume yo no sé, que me mareaba, que me enloquecía, ese perfume que sabía a doce de la noche, a mírame preciosa antes de que me muera. (13)
…pensé que le regalaba unas flores con vodka en una mañana de sol… (14)
…le pregunté esta vez por Amarilla, que si había visto a Amarilla, que olía a rosas. (16)

Los ojos de Gary Gilmour
Max lloró durante una semana y en esos días se olvidó de ir hasta el urapán a echarle sopa a las palomas. (29)

El aliento de Marilyn
Me habló y su aliento pareció que olía a como debía oler el aliento de Marilyn Monroe: a rosas rojas en medio de la turbina de un DC-3 plateado en una noche de lluvia. (33)
-A qué te huelen tus sábados? Los míos huelen a brandy y rosas podridas -  me dijo Amarilla mientras encendía un cigarrillo. No supe qué inventarle. Para salir del apuro le respondí que no me gustaban las rosas y que mis sábados olían a lata vacía de cerveza. (33)
Me acorde de su aliento a Marilyn Monroe. Mi cuerpo estaba impregnado de ese olor a rosas rojas y violentas en medio de la turbina de un DC-3 en una noche de lluvia (34)

Ángel de mi guarda
El reloj daba las diez de la noche y el parque de diversiones olía a camisas de flores, a humo azul, a llévame a la playa y chúpame las tetas. (47)


Fragmentos tomados de:
Chaparro M., R. (1992). Opio en las Nubes. Bogotá: Fondo Nacional de Cultura. 141 p.
Licencia de Creative Commons

No hay comentarios: