Sendas de Oku / Matsuo Basho


La flor en mi sombrero.
Para cruzar Shirakawa
no hay mejor atavío.

Sobre el tejado:
flores de castaño.
El vulgo las ignora.

De los cerezos en flor
al pino de dos troncos:
tres meses ya.

Pétalos de lirios
atarán mis pies:
¡correas de mis sandalias!

Flor carmín, cardo
que recuerda al pincel
para las cejas.

Aroma de aguas.
Inútil ya cortar
un crisantemo
 
Fotografía Marcefabi